Identidad de Género

Transexualidad masculina , pagina 1

 

El diagnóstico de la persona con Transexualismo se realiza mediante un detallado estudio muy completo y exhaustivo: la historia clínica del paciente.

 

La historia clínica no se limita a ser una narración o exposición de hechos simplemente, sino que incluye juicios, documentos, procedimientos, informaciones y consentimiento informado, consentimiento del paciente; es un documento que se va haciendo en el tiempo, documentando fundamentalmente la relación médico-paciente.
 

Forman la historia clínica:
 
1-       Datos subjetivos proporcionados por el paciente.
2-       Datos objetivos obtenidos de la exploración física y de las exploraciones complementarias.
3-       Diagnóstico.
4-       Pronóstico.
 

El primer paso son las pruebas físicas y de laboratorio:
 

– Análisis de sangre completos.
– Radiografías. Ecografías.
– Examen citogenética: estudio de células obtenidas por una extracción de sangre venosa o de cualquier otro origen obtenida por un simple raspado o extendido.
– Biopsia gonadal: Estudio de glándulas sexuales.
– Búsqueda de cromatina sexual en sangre periférica de mucosa oral.
– Cariotipo. Examen que se hace para identificar anomalías cromosómicas como causa de una malformación o de una enfermedad. El examen puede realizarse con una muestra de sangre, médula ósea, líquido amniótico o tejido de la placenta
 

 

El siguiente paso es la evaluación psicológica y psiquiátrica: :
 

Consta de distintas pruebas y Tests, durante el plazo de tiempo que los especialistas consideren necesario. Dichas pruebas concluirán en un diagnóstico. El cuadro clínico debe garantizar la ausencia total de enfermedades mentales y concluir concretamente en el diagnóstico de Disforia de Género, Transexualismo, Transexualidad o Síndrome de Benjamin.
 

 

Una vez alcanzado este punto, si el paciente transexual decide optar por la Reasignación de sexo, los pasos a seguir en el tratamiento del paciente son los siguientes y por este orden: 
 

1- Terapia hormonal.
2- Test de la Vida Real: etapa de adaptación del paciente ya con su verdadera identidad sexual. Periodo de prueba (de 1 a 2 años) que debe ser superado con éxito antes de pasar ninguna intervención quirúrgica. Son los expertos en Psiquiatría quienes juzgan si el Test de la Vida Real ha sido superado.
3- Terapia quirúrgica.
 

 

TERAPIA HORMONAL:
 

En esta web disponemos de una página llamada El médico responde. Dicha página dispone de un apartado llamado “El médico responde a los hombres”. Ahí encontrará usted las preguntas más comunes, que afectan a los varones transexuales, respecto al tratamiento y operaciones.
 

 

TERAPIA QUIRURGICA
 

Las operaciones quirúrgicas en transexuales FTM (mujer-a-varón) son estas:
 

Histerectomía: extirpación de úteros, ovarios y anexos.
 Mastectomía: masculinización del pecho.
Faloplastia o metaiodoplastia: reconstrucción del pene. Desaconsejamos encarecidamente cualquiera de estas dos últimas.
 

Por el momento en esta página web desaconsejamos las operaciones genitales por ser todavía objeto de estudio, en espera de que en un día no muy lejano puedan ofrecer garantías de éxito.
Como alternativa, ante las limitaciones que supone esta situación, recomendamos la utilización de las diferentes prótesis que se fabrican con este objetivo.
 

 

Para leer la información acerca de las prótesis, clic aquí.  
Para leer información acerca del tratamiento hormonal, clic aquí. 
Para leer información acerca de las distintas intervenciones, clic aquí.
 

 

Los asuntos legales quedan arreglados con el cambio de nombre y sexo en todos los documentos del ciudadano transexual una vez este lo solicite. Las condiciones obligatorias son:
 

– Presentar los documentos que acreditan su transexualidad.
Haber superado el Test de la Vida Real.  
 

 

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: