Identidad de Género

Transexualidad femenina. Introducción.

 

Regresar

 

El diagnóstico de la persona con Transexualismo se realiza mediante un detallado estudio muy completo y exhaustivo: la historia clínica del paciente.

 
La historia clínica no se limita a ser una narración o exposición de hechos simplemente, sino que incluye juicios, documentos, procedimientos, informaciones y consentimiento informado, consentimiento del paciente; es un documento que se va haciendo en el tiempo, documentando fundamentalmente la relación médico-paciente.
 
Forman la historia clínica:
 
1-       Datos subjetivos proporcionados por el paciente.
2-       Datos objetivos obtenidos de la exploración física y de las exploraciones complementarias.
3-       Diagnóstico.
4-       Pronóstico.
 
El primer paso son las pruebas físicas y de laboratorio:
 
– Análisis de sangre completos.
– Radiografías. Ecografías.
– Examen citogenética: estudio de células obtenidas por una extracción de sangre venosa o de cualquier otro origen obtenida por un simple raspado o extendido.
– Biopsia gonadal: Estudio de glándulas sexuales.
– Búsqueda de cromatina sexual en sangre periférica de mucosa oral.
– Cariotipo. Examen que se hace para identificar anomalías cromosómicas como causa de una malformación o de una enfermedad. El examen puede realizarse con una muestra de sangre, médula ósea, líquido amniótico o tejido de la placenta
 
 
El siguiente paso es la evaluación psicológica y psiquiátrica: :
 
Consta de distintas pruebas y Tests, durante el plazo de tiempo que los especialistas consideren necesario. Dichas pruebas concluirán en un diagnóstico. El cuadro clínico debe garantizar la ausencia total de enfermedades mentales y concluir concretamente en el diagnóstico de Disforia de Género, Transexualismo, Transexualidad o Síndrome de Benjamin.
 
 
Una vez alcanzado este punto, si el paciente transexual decide optar por la Reasignación de sexo, los pasos a seguir en el tratamiento del paciente son los siguientes y por este orden: 
 
1- Terapia hormonal.
2- Test de la Vida Real: etapa de adaptación del paciente ya con su verdadera identidad sexual. Periodo de prueba (de 1 a 2 años) que debe ser superado con éxito antes de pasar ninguna intervención quirúrgica. Son los expertos en Psiquiatría quienes juzgan si el Test de la Vida Real ha sido superado.
3- Terapia quirúrgica.
 

 

TERAPIA HORMONAL:
 

En esta web disponemos de una página llamada El médico responde. Dicha página dispone de un apartado llamado “El médico responde a las mujeres”. Ahí encontrará usted las preguntas más comunes, que afectan a las mujeres transexuales, respecto al tratamiento y operaciones.
 

 

TERAPIA QUIRURGICA :
 

– Vaginoplastia: intervención quirúrgica que supone la transformación de los órganos genitales masculinos en femeninos.
– Mamoplastia de aumento: cirugía para agrandar el volumen de los senos, dandoles la forma estética femenina.
Según la necesidad de la paciente existen otras cirugías que ayudan a la feminización como son las cirugías faciales y corporales feminizantes. Estas pueden ser:
– Rinoplastia: cirugía nasal.
– Tirocondroplastia: cirugía de la nuez.
– Feminización del zigoma: pomulos.
– Gonioplastia y mentoplastia: cirugía de la mandibula.
– Liposucción o lipoescultura.
 

En el caso de las mujeres transexuales a veces también se hace necesario un tratamiento foniatico y feminízante de la voz dado que, al contrario de lo que sucede en el cambio de los transexuales mujer-a-hombre, el tratamiento hormonal no suele feminizarla.
 

 

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: