Identidad de Género

Reflexiones de una mujer transexual

Estos días reflexionaba, muy afectada y entristecida, sobre la desaparición de compañeras y su mancillada memoria.


Muchas han caído víctimas del sida o a manos de desaprensivos y desquiciados que han visto en nuestra debilidad, la excusa perfecta para cometer sin pudor o resquemor su crimen.

Hoy son muchas esas tumbas faltas de flores y velas, faltas de visitas de familiares, faltas del recuerdo sagrado y debido.
Pero lo más agraviante y ominoso es ver la foto en el granito (cuando se ha dado el lujo suficiente) de una indiscutible mujer, figurando más abajo un delator y determinante nombre de varón.


Los transehúntes del camposanto habrán de leer y hacer sus cábalas mentales dos veces, para darse cuenta del infame detalle.
O lo achacarán a un error de inscripción, salvo que conozcan la vida e historia de la compañera fallecida.


Ni aún en ese eterno descanso nos dejan descansar sin la indiscreción e indagación de las miradas, de los comentarios, de los juicios que dicta la mente o la moral.

Silentes en el polvo al que fueron reducidas, mudas en la memoria de familiares traidores a su propia sangre, brillan en sus retratos con aroma a infortunio, maquilladas como novias que deseó hacer suyas la muerte.

La muerte y el olvido de la mano, alejándose ante nuestros ojos húmedos, enrojecidos… Entre brumas indisolubles, con la discreción y las llagas que trae y otorga la noche.

¿Serán sus seres queridos capaces de vengar el baldón de sus vidas y escribir bien a las claras y recalcado su nombre de mujer?
¿No ha de honrarse acaso la dignísima memoria de los muertos?
En su postrera partida, que el mejor regalo a su recuerdo sea la caricia aterciopelada de su nombre de mujer sobre el mármol que las sepulta.

… Y sintamos el alivio y agradecimiento de su sonrisa saludándonos desde su foto.

Que ni vivas ni muertas seamos o nos hagan unas sin nombre, unas don nadie, unas sin nada.


“No hay manera de mejorar las almas si no se las liberta”. (François Guizot)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: