Identidad de Género

Entrevista a Mariom Pla

 

 

 

Regresar a la Web  

Estoy herida por ese tipo de transfobia que se esconde y se disfraza de amor”  

 

 
  
 
 
 
¿Qué se siente siendo transexual?
 
 Es muy difícil responder a esta pregunta. “Qué se siente siendo como eres” pues en mi caso se siente angustia, miedo, frustración, vergüenza… ya que no sólo es lo que sientes, sino lo que además te hacen sentir. Lo que se siente no se lo deseo ni a mi peor enemigo. 
 
¿Crees que un niño transexual sabe que es diferente?  
 
Por supuesto, yo lo sabía. Los niños lo saben todo. 
 
¿Recuerdas cuándo y cómo fuiste plenamente consciente de tu transexualidad? 
 
Como te digo, desde niña sabia que era diferente de los demás. Era consciente de que no era homosexual porque, aunque me gustaban los hombres, no me sentía como ellos, me sentía muy diferente, los veía desde una perspectiva totalmente distinta a la que ellos tienen, no sé, es muy difícil de explicar. Con las chicas me sentía identificada, me interesaba las mismas cosas que ellas y deseaba profundamente tener una amiga. A medida que iba cumpliendo años, a los chicos los percibía con una mirada totalmente femenina, además me daba cuenta de que no encajaba con ellos, pero tampoco encajaba con las chicas, me sentía realmente muy sola y frustrada. Gracias a Dios los libros, la televisión, etc. me fueron informando involuntariamente de que había en el mundo otras personas como yo, fui leyendo cosas, hasta que un DIA dije “pero si esto es lo que me pasa a mi” y entonces pude ponerle nombre a lo que me ocurría. 
 
¿Cómo lo aceptaste? 
 
Una, cuando es transexual, se siente encerrada en su propio cuerpo. Lo acepté en el momento en que decidí reasignarme. 
 
¿Cómo le explicaste a tu entorno familiar lo que te pasaba?
 
Lo hice con mucho miedo y sentimiento de culpabilidad. Creía que no iban a comprenderme, que me iban a echar la culpa, a mí, a las compañías, a la televisión, a los tiempos, a las modas, que sé yo. Esperaba una reacción mas bien inquisitiva, culpabilizadora. Esperaba que se sintieran decepcionados, traicionados al descubrir que tenia un secreto. Temía que nunca volvieran a verme igual, cuando yo sabia que era la misma persona de hacia dos minutos, la que he sido siempre. En un primer momento se disgustaron bastante, yo creo que el miedo a la gente, al que dirán, pesa muchísimo. Pero después reaccionaron como una familia. Me apoyaron, intentaron comprenderlo todo. Sé que a veces para ellos ha sido difícil darse cuenta del sufrimiento que yo vivía, pero no se lo pensaron dos veces, se mantuvieron a mi lado y me sostuvieron con todo el cariño y el respeto del mundo. Me ponen enferma los casos de familias que rechazan a sus hijos por esto, las personas que reaccionan así son dignas de desprecio. Mi familia ha estado a mi lado, pero muchos compañeros y compañeras transexuales a los que quiero con toda mi alma no han tenido la misma suerte que yo.  
 
¿Cuáles fueron las reacciones de la gente de tu alrededor al enterarse del problema que tenías?
 
Al principio siempre te disgustas cuando descubres un problema en la familia, sea de la índole que sea. Después reaccionas, te levantas y dices “muy bien, a por todas”. Eso es lo que ha hecho mi familia y lo que creo que es normal entre padres, hijos y hermanos. La gente de la calle es otra cosa, unos te miran bien, otros te miran de reojo, otros te miran mal… pero eso es así siempre.  
 
¿Cuál fue el paso más difícil hacia tu reasignación?
 
Las operaciones son duras, el pre- operatorio, posts operatorios, dilataciones, recuperación… y después vienen las miradas de la gente, mientras el aspecto cambia y no cambia, la ambigüedad… Siempre he tenido la suerte de tener una voz aguda, eso me ha ayudado mucho, pero muchas compañeras lo pasan muy mal cuando abren la boca, aunque una termina acostumbrándose a todo, o mejor dicho, fingiendo que se acostumbra a todo. 
 
¿De qué forma cambió tu vida una vez que decidiste el cambio hacia tu verdadero sexo?
 
Mi vida dio un giro de 180 ° para bien. Por fin era yo misma, por fin dejaba atrás años de mentiras y falsedades. 
 
Cuéntanos un día cualquiera en tu vida
 
Por la mañana me levanto sobre las 7. Después de un desayuno completo (cuido mucho mi alimentación) dedico unos tres cuartos de hora a mi higiene personal: me lavo los dientes, me doy una ducha diaria, me visto, me peino, me maquillo, me perfumo y me voy a la oficina. Trabajo por la mañana y por la tarde desde hace 20 años en la misma oficina, una gestaría en el centro de mi ciudad. Por la mañana suelo hacer trabajo administrativo, me paso horas delante del ordenador durante las cuales aprovecho para visitar el foro de transexualidad y cambiar impresiones con mis amigos. Suelo comer en casa o en un pequeño mesón de comida casera que hay en el barrio donde trabajo, cuando es así como con mi compañera de oficina. La tarde, en teoría, debe ser también administrativa pero siempre aparece algún cliente con el cual debo comentar lo que sea. Hacia las 18:45 h. dejo la oficina para dirigirme tranquilamente hacia mi casa, dando un paseo o aprovechando para hacer las compras. En mi casa me quito los zapatos (por fin), me saco el maquillaje, me refresco un poco y me pongo cómoda. Esa es la hora en la que llamo por teléfono a mis seres más queridos que están lejos, como mi madre o mi ahijado o algún amigo. Por la noche me gusta ver la televisión cómoda y relajada y no suelo acostarme tarde. Mi vida es sencilla.  
 
¿Qué haces en tu tiempo libre?
 
Me encanta leer. Me encanta darme un baño, un paseo o el cine. Dedico mucho tiempo a la cocina porque me apasiona cocinar. Me gusta la televisión cuando ponen una buena película y pasar un buen rato alrededor de una mesa con unos amigos, me chifla. Tengo un hobby que conocen muy pocas personas y es que pinto, pinto muchísimo, pero no tengo grandes aspiraciones, es una forma de expresar mis sentimientos, no suelo enseñar mis cuadros a mucha gente. Intento también dedicar el máximo de tiempo posible a mis seres mas queridos, lo malo es que ellos no tienen demasiado tiempo para mi (risas)…. la vida es así y lo comprendo.
 
¿Has sido víctima de tránsfobos mediante insultos u otro tipo de agresión?
 
He sido una mujer transexual privilegiada, realmente no he sufrido maltratos. En la escuela se metían conmigo a veces, pero no lo hacia todo el mundo sino los matones de siempre, y no duró mucho. Desde que dejé la escuela no he vuelto a encontrar personas malvadas en ese sentido. 
 
¿Crees que una persona transexual puede llegar a sentirse en armonía alguna vez?
 
Si te soy sincera creo que siempre hay algo que no podrás tener, es un problema demasiado grande, demasiado importante. Abarca demasiadas cosas.
 
¿Cuáles dirías que son los mayores problemas con los que se enfrenta una persona transexual?
 
La ignorancia de la gente, la ignorancia es lo peor que hay.
 
¿Te has sentido rechazado/a por la sociedad?
 
En algunos momentos sí.
 
¿Ha habido un choque importante entre tu decisión de reasignación y tus creencias o ideales?
 
No, para nada, no lo ha habido, siempre he sabido distinguir muy bien entre lo que es bueno y lo que es malo, aunque no siempre lo haya cumplido al pie de la letra. 
 
¿Has conseguido cambiar el pensamiento negativo de alguien sobre la transexualidad y que lograra comprenderla?
 
La verdad es que no lo sé.
 
Muchas personas con SHB se ven preocupadas ante la posibilidad de tener que explicarles a sus hijos o sobrinos su problema. ¿De qué forma lo harías tú?
 
De la forma más sencilla posible, respondiendo a todas las preguntas y asegurándoles que les quiero y que todo esto no tiene nada que ver con el cariño que siento por ellos.
 
Por último, en este apartado, puedes decir lo que quieras, explicar cualquier cosa que creas importante y se haya quedado en el tintero, o para hacer una reflexión.
 
Simplemente decir que estoy dolida. Estoy dolida pero no por mi, sino por las personas transexuales que conozco que pasan experiencias terribles de transfobia. Y no solo hablo de personas que han sido golpeadas y ultrajadas, hablo de esos casos en los que no se nota, pero son victimas de un maltrato psicológico intolerable. Cuando las familias “convierten” en culpable al transexual, cuando le tratan como si fuera un mal hijo o una mala persona, cuando le echan de casa o le dicen cosas que realmente hieren en lo mas profundo del alma y dejan una cicatriz incurable, cuando le hacen pasar vergüenza de ser como son y hasta creerse que son como delincuentes. Estoy herida por ese tipo de transfobia, la que se esconde y se disfraza de amor. Espero que algún día, si existe un mundo más justo en alguna parte, verdaderamente se haga justicia.
 
Muchas gracias
 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: