Identidad de Género

Entrevista Daniel Stamitz, transexual masculino

 

 

 

 Regresar a la Web

 

 

 
 

¿Cómo explicarías lo que es la transexualidad?
 
Para mi la transexualidad es solamente una palabra que se encarga de etiquetar a las personas que se salen fuera de la norma “aceptable” de sexualidad que persigue esta sociedad. Quizá fuera más fácil si se dijera chico y chica, sencillamente tal y como la persona se sienta, para no caer en términos que nos hagan sentir como extraterrestres.
 
¿En que medida tu vida ha mejorado desde que te reasignaste?
 
La verdad es que he ganado en confianza y en poder auto-expresarme, pero también, no nos engañemos, han habido algunos contratiempos que se han de tener en cuenta cuando decides pasar por este proceso.  
 
¿Qué contratiempos son esos?
 
Los contratiempos a los que me refiero son numerosos: incómoda situación legal cuando comienzas el proceso (no te dan cambio de sexo hasta que no estés operado y mientras tanto tienes que ir por la vida dando la nota-gracias a Dios eso cambiará pronto gracias a la nueva ley de género). En mi caso tuve la suerte de encontrar un nombre ambiguo que sí que me dejaron poner para protegerme un poco…
Otro contratiempo podría ser la gran suma de dinero que se necesita para acabar con todo el proceso (si no eres millonario las intervenciones se han de hacer progresivamente y se tarda más que en construir la Sagrada Familia).Otro inconveniente más es la de depender toda tu vida de las inyecciones de testosterona, que a la larga hacen mella (de momento en mi caso me ha dado por engordar bastante) y además puedes quedarte calvo en menos de lo que canta un gallo. ¿Más inconvenientes? Sí, te quedas estéril, así que la pareja que esté contigo ha de ser comprensiva con eso. La operación de faloplastia además no es precisamente perfecta y las marcas no son muy discretas que digamos. Además te has de enfrentar a todos los prejuicios de los demás, siempre luchando por demostrar que eres alguien “normal” y no un bicho raro. Todos los contratiempos de los que hablo son más acuciantes a través del tiempo, ya que cuando se empieza con este proceso todo lo que quieres es parecerte a un hombre físicamente (ya que psíquicamente ya lo somos) y pierdes de vista todo lo demás. Pero yo después de 8 años que llevo con esto me doy cuenta de todo el peso que un cambio de sexo supone. Con esto no quiero decir que me arrepiento de nada de lo que he hecho, pero la mente evoluciona y no piensas igual con 20 años que con 30.  
 
¿Cambiarias algo de tu proceso si pudieras volver atrás o todo lo harías como lo has hecho?
 
Creo que lo que hecho lo he hecho de la mejor manera que he podido, si consideramos que hay cosas que a veces dependen más de tus circunstancias que de tus ganas de hacer todo de manera efectiva (como tener o no una suma de millones, por ejemplo, para acabar rápido con las operaciones).También -y esto sé que es tabú entre los transexuales masculinos-me pensaría dos veces lo de la faloplastia. Creo que no es una operación que complete el proceso, a veces puede hacerte sentir como un poco más antinatural (porque el pene que queda la mayoría de las veces es un sucedáneo del natural) y da problemas con tu uretra e infecciones. La verdad es que hay que experimentarlo para poder darte cuenta de eso. Además pierdes sensibilidad erógena. No quiero que las personas que lean esto piensen que soy un chico negativo -no lo soy. Pero hay cosas que realmente no son lo que parecen, cuando empiezas con esto. Yo a veces he deseado volver a ser quien era por momentos, para al menos sentir que era una persona natural y completa. No sé si hay gente que pueda sentirse como yo a veces, con esa tristeza interior. Pero insisto en que tampoco soy infeliz tal y como soy ahora. Esto es por lo que he luchado y me siento identificado con mi yo. No lo cambiaría por ser el que era antes, ya que la vida me ha dado grandes lecciones y porque me siento más a gusto dentro de este yo. Pero a aquellos que empiezan con esto id con cautela: tened bien claro lo que vais a hacer, porque el ser humano madura y evoluciona ,y quizá dentro de 10 o 15 años todo lo podáis ver diferente. Aún así creo que compensa si tu corazón te lo pide. Al menos en mi caso, y a pesar de todo el dolor por el que he pasado, me he visto recompensado con la experiencia.  Así que los que tengan el corazón fuerte… ¡adelante! 
 
¿Puedes decirme, ahora, después de 8 años de reasignarte, qué crees que es lo mejor para un transexual? ¿Si pudieras volver atrás que harías?
 
Bueno, la pregunta que me haces no es fácil de responder, por la sencilla razón de que esa decisión de hacer una cosa u otra es totalmente personal. Una persona se sentirá bien con una cosa y otra con una diferente. El caso es que si he de hablar de mi propia experiencia yo aconsejaría llevar a cabo todo el proceso, pero sin operación de genitales o como mucho con una metadoiplastia, que es menos agresiva para el cuerpo. Yo mismo estuve a punto de hacerme una, pero al final arriesgué por la faloplastia. Creo que hasta que la medicina no esté mas avanzada es una agresión muy bestia para el cuerpo el hecho de practicarte una faloplastia. Deja signos muy visibles y digamos que en vez de ir más discreto por la vida creo que aún vas menos. Como te digo, yo hablo de mi propia experiencia, ya que se me practicó una faloplastia de peroné (fabrican el pene con el hueso, carne, vena y nervio de la zona del peroné) para salvar mi brazo (ya que soy pianista) y no querían arriesgar mi profesión. El caso es que llevando pantalón no hay ningún problema, ya que se ve menos que el brazo (faloplastia radial) pero si que estuve tres meses sin poder caminar y luego otro más con muletas. Ahora tengo en la pierna un boquete que parece que me haya mordido un tiburón…También tengo una gran cicatriz en la ingle, marcas de los injertos de piel de la pierna para tapar el trozo descubierto de la otra, una cicatriz cerca de la barriga y otra en el pubis (vaciado, es la que menos se ve).Lo de los injertos acabará curando y no se verá ,pero el trozo del peroné(o si se hace en el brazo) se verá para toda la vida (y mucho!!). No es que yo anticipe las apariencias a la idea de ser nosotros mismos, pero también hay que tener todo esto en cuenta. Aparte tengo las marcas de la mastectomía, ya que se me practicó el tipo de mastectomía que deja un poco de marca, por la forma de mi pecho. El cirujano que me practicó la faloplastia es el mejor de España, pionero en muchas operaciones extremadamente difíciles. Pero ni aún el mejor cirujano puede salvarte de los efectos negativos de esta intervención. Yo, claro está, fui a hacerme la técnica que juntase una mejor funcionalidad del pene, y a la vez una mejor estética. Hay, por eso, operaciones de faloplastia más sencillas, que quizá sean más fáciles y no creen tantos problemas, como la faloplastia abdominal.  Tengo un amigo que se la practicó y lo bueno de eso es que no le ha dejado tanto efecto secundario. Pero a la hora de la verdad pierdes mucha sensación en el acto sexual, más que en la faloplastia que yo me practiqué. Así que como ves…un asunto complicado. Aún así a todos los que no puedan vivir con la idea de no hacerse faloplastia les diría que siguiesen sus deseos y que no obstruyan su propia libertad. Ya te digo que en esto del cambio de sexo (yo más bien diría del cambio de cuerpo) todo es muy personal.
 
¿Has tenido secuelas debido al tratamiento hormonal o a las otras operaciones (mastectomía e histerectomía)?
 
No tengo secuelas por el tratamiento o el vaciado. Solamente que he engordado bastante y he perdido bastante pelo. A niveles más grave, gracias a Dios, nada. Antes del vaciado tenía dolores en el bajo vientre, se supone causado por los ovarios atrofiados. Ahora después del vaciado incluso mejor. Lo que más mella hace en mí es el hecho psicológico de que dependo de una inyección de por vida para ser yo mismo. Mi hígado parece estar bien, y mi páncreas, etc. Al principio me daban grandes sofocos y subidas y bajadas de tensión, sudores fríos, dolor de cabeza, etc. Pero eso parece haberse normalizado un poco, y más después del vaciado. Cosas buenas del tratamiento es que te cambia la voz, y el aspecto de tu cuerpo se masculiniza, con la salida de la barba y otros detalles. Yo la verdad es que he tenido mucha suerte en ese aspecto, porque siempre que entro en un lugar nuevo o me conoce gente me tratan directamente en masculino, cosa que agradezco enormemente. Lo que quiero decir es que no tengo problemas por mantener signos de feminidad en mi cuerpo o cara que pueda revelar a nadie que antes he sido lo que he sido. Al principio del cambio sí había gente que me miraba de un modo extraño, como preguntándose qué era yo, pero a través del tiempo esas cosas ya no me suceden y voy por la vida super tranquilo en ese aspecto. Espero y deseo no tener problemas graves de salud, porque la buena salud es para mi un verdadero tesoro. Después de la faloplastia, aún he visto más claro lo importante que es para un ser humano estar bien para ser feliz. La vida también es un don que no deberíamos rechazar nunca, y no maltratar a nuestro cuerpo debería ser fundamental. La gente suele fumar sin medida, beber excesivamente o maltratar el cuerpo de cien mil formas .No somos conscientes a veces de lo precioso que tenemos, y no lo valoramos hasta que no estamos cerca de la muerte. Yo estuve cerca de la muerte a causa de la faloplastia, con anemia grave por la sangre que perdí. También mi cuerpo soportó tres operaciones seguidas en días consecutivos porque mi faloplastia presentó complicaciones y me volvieron a operar una y otra vez. En esos momentos tan críticos y más tarde, también en la larga y dolorosa recuperación, mi corazón se abrió como nunca al dolor de los demás y comprendí aún con más fuerza lo triste que debe ser estar muy enfermo todo el tiempo. Yo he superado esa prueba, pero aún es reciente. El 2 de Noviembre de este año volví al trabajo, porque estuve desde agosto hasta finales de Octubre casi inmovilizado y me sentía preso entre cuatro paredes (o las del Hospital o las de mi casa). Quizá mi testimonio te desanime un poco, pero has de entender que acabo de salir de un trance terrible y tardaré algunos mesecillos en recuperarme del todo. No quisiera desanimarte en lo más mínimo, sólo darte fuerzas para que todo te vaya muy bien, y para que siempre seas muy positivo, ocurra lo que ocurra. Yo, por suerte de positivo soy mucho, aunque cuando se trata de dar a conocer mi verdad no lo parezca demasiado. A lo mejor hay gente que ha vivido experiencias menos traumáticas que yo con todo esto…Pero en fin, yo tampoco puedo quejarme, la vida normalmente me sonríe y sé valorar lo que tengo. Adoro mi trabajo y hay mucha gente que me quiere, y además estoy interesado en multitud de cosas. ¿Qué más se puede pedir?
 
 ¿Por qué crees que existen transexuales?
 
¿Por qué existen los árboles o las nubes? ¿Por qué existe el océano? Todo lo que la Naturaleza crea es hermoso y tiene su razón de ser. La transexualidad es sólo una de sus caras ,ni más bella, ni menos bella que todo lo demás.
 
¿Has sufrido discriminación o transfobia?
 
Sí, hay personas que aún viven en la Edad de Piedra para estas cosas y guardan celosamente la esperanza de que todo su mundo se base en conceptos triviales como hombre o mujer, blanco o negro, etc.
 
¿Cúales son los mayores problemas a los que se enfrentan los transexuales?
 
Sin duda los problemas de burocracia son los peores y en los transexuales masculinos la enorme jugada de tener que pasar por una faloplastia que te destroza el cuerpo.
 
¿Puedes contarnos alguna anécdota debida a tu transexualidad?
 
, aprovecho que todavía no tengo mi sexo cambiado en el carnet para el hecho de las llamadas indeseadas. Cuando llaman a mi casa y preguntan por la Sra.Daniel les digo que no está pero que soy su novio y depende de lo que sea (propaganda para vender tarifas telefónica, ofertas varias, etc) escurro el bulto más fácilmente.
 
¿Que tiene que cambiar para que el transexual se iguale en derechos a cualquier otro ciudadano?
 
Lo único que tiene que cambiar es la mentalidad de que nosotros somos diferentes…no lo somos, somos lo mismo que cualquier otro ciudadano y todos deberíamos tener los mismos derechos. Eso es lo que ha de cambiar, la mentalidad de las personas.
 
¿Porqué hay un rechazo general hacia el cambio de sexo?
 
Porque mucha gente teme lo que no conoce, y hay una idea patética de lo que se supone que es un ser transexual, constantemente trivializado por la televisión y hasta diría, constantemente puesto en las más bajas esferas sociales.
 
¿Permites que diga tu nombre y un apellido en la pagina web a donde va destinada esta entrevista?
 
Sí, pon Daniel Stamitz.
 
¿Te gustaría añadir algo?
 
Sí, lo único que puede hacer una persona como nosotros es sentirse válida y quererse a sí misma al máximo. Debemos comprender que nosotros tenemos un lugar bien merecido en la Sociedad y que somos importantes y bellos. No hay que sentir que las cosas son como nos hacen creer que son .En realidad lo más bonito de la vida es a veces lo ambiguo y es más bello un atardecer que la luz del día en pleno o la noche cerrada.  
 
Muchas gracias
 
 

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: